El 28 de agosto las autoridades de salud en la Nación Navajo reportaron una muerte adicional y confirmaron cuatro nuevos casos positivos de coronavirus, la cifra de fallecidos es 499.

De acuerdo al Departamento de Salud, el número de personas contagiadas se elevó a 9,601.

Por su lado, el presidente de la Nación Navajo, Jonathan Nez, modificó la orden de salud pública y ahora los residentes podrán salir de sus hogares, pero se exigirá el uso de cubrebocas durante todo el tiempo.

Además, piden limitar sus viajes fuera del territorio Navajo, a menos que se trate de una emergencia.