El 31 de julio, autoridades de la Nación Navajo reportaron una muerte adicional y confirmaron 51 nuevos casos positivos de coronavirus. Hasta el momento, la cifra de fallecidos es 454.

De acuerdo al Departamento de Salud, el número de personas contagiadas se elevó a 9,019. Por otra parte, el presidente de la Nación Navajo, Jonathan Nez, anunció una nueva extensión a la declaración de emergencia de salud hasta el 16 de agosto.

Además, Nez ordenó que las personas que visiten las zonas de más contagios en el país deben estar en cuarentena por 14 días antes de entrar a su territorio.