Exembajadora dice que se sintió amenazada; Trump la critica

Exembajadora dice que se sintió amenazada; Trump la critica

Posted: Updated:

WASHINGTON (AP) — Durante una audiencia en el proceso para juicio político contra el presidente Donald Trump, la exembajadora de Estados Unidos ante Ucrania Marie Yovanovitch brindó detalles escalofriantes sobre ser removida repentinamente de su cargo y sobre sentirse amenazada al enterarse de que el mandatario la había criticado en una llamada telefónica con su homólogo ucraniano. En esa llamada, Trump la describió como “malas noticias” y dijo que “iba a pasar por algunas cosas”.

En un momento extraordinario, incluso para un gobierno lleno de ellos, Trump se lanzó contra ella mientras comparecía, y tuiteó desde la Casa Blanca que en todos los lugares en los que trabajó, las cosas habían “salido mal”.

Cuando se le preguntó acerca de los posibles efectos de tales críticas en los funcionarios y testigos de Estados Unidos, la exdiplomática respondió: “Bueno, es muy intimidante”.

Yovanovitch rindió testimonio en el segundo día de audiencias del proceso para juicio político contra Trump, apenas la cuarta vez en la historia de Estados Unidos que la Cámara de Representantes ha iniciado dichos procedimientos. La investigación se centra en si la presión de Trump para que los funcionarios ucranianos investigaran a sus adversarios políticos equivalió a abuso de poder, una acusación que el mandatario y los republicanos refutan enérgicamente.

Después del tuit de Trump el viernes, el presidente de la Comisión de Inteligencia de la cámara baja, Adam Schiff, detuvo el interrogatorio para leer los comentarios del presidente en voz alta, tanto a la testigo como a los estadounidenses que veían la audiencia mediante una transmisión en vivo a todo el país.

“Embajadora Yovanovitch, mientras estamos sentados aquí, el presidente la está atacando en Twitter”, dijo Schiff. Preguntó si fue diseñado para intimidar.

“No puedo hablar de lo que el presidente está tratando de hacer, pero creo que el efecto es sentirse intimidado”, respondió.

Schiff añadió: “Bueno, quiero hacerle saber, embajadora, que algunos de nosotros aquí tomamos la intimidación de testigos muy, muy en serio”.

Cuando se le preguntó más tarde, Trump declaró: “Tengo derecho a hablar. Tengo libertad de expresión”.

En lugar de distraer el testimonio de la diplomática de carrera, la interferencia de Trump podría proporcionar más pruebas contra él en la investigación. Los demócratas dijeron que una acusación de intimidación de testigos podría convertirse en un cargo de obstrucción de la justicia en la investigación para juicio político.

En su testimonio, Yovanovitch describió una “campaña de desprestigio” en su contra por parte del abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, y de otros, incluido el hijo del presidente, Donald Trump Jr, antes de su despido.

Les dijo a los legisladores que su destitución repentina sirvió a “intereses turbios en el mundo” con intenciones peligrosas para con Estados Unidos. Han aprendido _dijo_ “lo poco que se necesita para eliminar a un embajador estadounidense que no les da lo que quieren”.

Su destitución es uno de varios eventos que son el núcleo del proceso para juicio político.

En su llamada telefónica de julio con el nuevo presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskiy, Trump pidió un “favor”, según una versión proporcionada por la Casa Blanca. Quería que se investigará a los demócratas y al exvicepresidente Joe Biden, un posible adversario en las elecciones generales de 2020. Más tarde se reveló que el gobierno estaba reteniendo la ayuda militar para Ucrania en ese momento.

“Estos eventos deberían preocupar a todos en esta sala”, declaró la diplomática en sus comentarios de apertura.

Schiff dijo que Yovanovitch era “demasiado dura contra la corrupción para algunos, y que su postura basada en principios le ganó enemigos”.

Se hizo evidente, dijo, que “el presidente Trump quería que se fuera”.

Yovanovitch, hija de inmigrantes que huyeron de la antigua Unión Soviética y la Alemania nazi, describió su carrera de 33 años, que incluyó tres periodos como embajadora en algunos de los lugares más duros del mundo, antes de llegar a Ucrania en 2016. Fue destituida en mayo de 2019.

Negó las acusaciones en su contra, incluida la de que apoyaba a la demócrata Hillary Clinton en las elecciones de 2016, y rechazó la noción de que Ucrania intentó interferir en las elecciones, como afirma Trump pese a que ello contradice los hallazgos de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos de que fue Rusia.

El principal republicano en el panel, el representante Devin Nunes, calificó las audiencias como un “espectáculo televisivo de todo el día”.

Se quejó de que los demócratas confían en el testimonio de testigos que sólo conocen de oídas las acciones de Trump, y los republicanos señalaron durante el interrogatorio que Yovanovitch dejó de ocupar su cargo antes de la llamada telefónica de julio.

 

Powered by Frankly
All content © Copyright 2000 - 2019 RAMAR. All Rights Reserved.
For more information on this site, please read our Privacy Policy, and Terms of Service, and Ad Choices.