Los empleados de GM inician una huelga en disputa laboral

Los empleados de GM inician una huelga en disputa laboral

Updated:

DETROIT (AP) — Más de 49.000 miembros del sindicato United Auto Workers salieron de las fábricas de General Motors o formaron piquetes el lunes de madrugada, tras la convocatoria de huelga por el fracaso de las negociaciones contractuales.

Los trabajadores cerraron 33 plantas de manufactura en nueve estados de Estados Unidos, así como 22 almacenes de distribución de piezas.

En un primer momento no estaba claro cuánto duraría la huelga. El sindicato afirmó que GM apenas ha cedido en los meses de negociaciones, mientras que la compañía dijo haber hecho ofertas considerables, como aumentos de salarios e inversiones en fábricas.

Se trata de la primera huelga nacional del sindicato desde los paros de dos días en 2007, que tuvieron escaso impacto en la compañía.

En una gran planta en la frontera entre Detroit y la pequeña población de Hamtramck, los trabajadores de GM se sumaron el domingo por la noche a los conserjes contratados por Aramark que ya estaban en los piquetes.

La trabajadora Patty Thomas dijo que no se la había citado al piquete, pero había acudido para apoyar a sus colegas en la planta automotriz, que GM quiere cerrar.

Thomas dijo haber oído que la empresa podría mantener la fábrica abierta y empezar a construir camionetas descubiertas eléctricas allí, pero se mostró escéptica.

“¿Qué se van a llevar?”, preguntó. “Ese es el gran problema”.

La trabajadora dijo que los empleados habían renunciado a subidas salariales que habrían mantenido su nivel adquisitivo para ayudar a GM durante su proceso de bancarrota, y que ahora que la compañía tiene beneficios, los trabajadores quieren recuperar parte de ese dinero perdido.

Los trabajadores del turno de noche en una fábrica de piezas de aluminio en Bedford, Indiana, apagaron sus máquinas y salieron del recinto, dijo Dave Green, un empleado que recibió un traslado desde la ahora cerrada fábrica de autos pequeños de GM en Lordstown, Ohio.

Green, que fue presidente de sindicato local, dijo estar de acuerdo con la huelga por salarios, cierre de fábricas y otros motivos.

“Si no peleamos ahora, ¿cuándo vamos a pelear?”, preguntó. “Esto no trata sobre nosotros. Es sobre el futuro”.

El vicepresidente de UAW Terry Dittes, principal negociador del sindicato, dijo que la huelga era el último recurso, pero necesario porque las dos partes están lejos de poder cerrar un nuevo convenio de cuatro años. El sindicato, dijo el sábado, no se toma una huelga a la ligera.

“Comprendemos claramente las penurias que puede causar”, dijo. “Estamos defendiendo los salarios justos, estamos defendiendo una atención sanitaria asequible de calidad, estamos pidiendo nuestra parte de los beneficios”.

Sin embargo, GM dijo haber ofrecido subidas salariales y 7.000 millones de inversiones en fábricas en Estados Unidos, lo que incluiría crear 5.400 nuevos empleos, de los que una pequeña parte se cubrirían con empleados de la firma. GM no especificó un número. La firma también dijo haber ofrecido un reparto más amplio de los beneficios, coberturas sanitarias “líderes en el país” y un pago puntual de 8.000 dólares a todos los trabajadores.

Como las declaraciones públicas de los dos bancos se contradicen, resulta difícil saber cuánto durará la huelga, indicó Kristin Dziczek, vicepresidenta de empleo e industria en el Center for Automotive Research, un grupo de estudios del sector automotriz. La duración “depende de lo alejados que estén alejados y de dónde se hayan puesto los límites”, señaló.

Estaba previsto que las conversaciones se reanudaran el lunes a las 10 de la mañana EDT.

Powered by Frankly
All content © Copyright 2000 - 2019 RAMAR. All Rights Reserved.
For more information on this site, please read our Privacy Policy, and Terms of Service, and Ad Choices.